miércoles, 2 de enero de 2013

El ejército marroquí dispara contra representantes de partidos políticos españoles que participaban en una comitiva solidaria en el Sáhara Occidental. Los disparos se realizaron desde el muro marroquí que divide el territorio

Marruecos recibe con disparos una comitiva solidaria en el Sáhara Occidental

En la delegación, con representantes de Izquierda Unida, Iniciativa per Catalunya, Chunta Aragonesista, UPyD, PSOE, Equo, EH-Bildu y Compromis, participa el coruñés Miguel Picado.
La policía marroquí expulsa del Sáhara Occidental a varios españoles
El pasado 31 de diciembre, los representantes de organizaciones políticas que participan en el encuentro organizado por la Coordinadora Estatal de Asociaciones Solidarias con el Sáhara Occidental (CENAS-Sáhara), se reunieron con la Plataforma Gritos Contra el Muro Marroquí. La organización denuncia que la comitiva fue recibida a tiros por el ejercito marroquí.

Esta plataforma está formada por jóvenes saharauis que se encuentran acampados a pocos metros del denominado Muro de la Vergüenza, que separa los territorios ocupados por Marruecos en el Sáhara Occidental de los territorios liberados. La delegación está formada por 13 jóvenes, 4 de la Izquierda Plural (2 de Izquierda Unida, 1 de Iniciativa per Catalunya y 1 de la Chunta Aragonesista), 4 de UPyD, 2 de PSOE, 1 de Equo, 1 de EH-Bildu y 1 de Compromis), y permanecerá en el continente africano hasta el 5 de enero.

En la delegación participa el gallego Miguel Picado, responsable del área de juventud de Izquierda Unida en la comarca de A Coruña. La formación, a través de César Santiso, califica la reacción de los militares marroquis de "totalmente desmesurada en comparación con el carácter pacífico de la protesta". En palabras de Santiso el objetivo del viaje es mostrar la solidaridad y compromiso con la causa saharaui y luchar por la realización del referéndum de autodeterminación prometido en el año 92". Además se quiere denunciar "el abandono y persecución que sufren los saharauis refugiados en el desierto de Argelia desde hace 37 años, delante del silencio cómplice de la comunidad internacional en general y de España en particular que permiten la vulneración de la legalidad internacional y el derecho humanitario".
Fuente El Diario:

wshrw.org » Noticias