martes, 1 de enero de 2013

La inacción del gobierno de Rajoy ante las extorsiones a empresarios españoles en Marruecos descubre la verdadera cara del "supuesto dorado marroquí" para las inversiones españolas. Los empresarios denuncian indefensión por parte del gobierno español cuando son las propias autoridades las que promocionan las inversiones en ese país.

DENUNCIAN EL ABANDONO DEL GOBIERNO ESPAÑOL
Empresarios españoles en Marruecos exigen el mismo trato que a Iberdrola o Repsol ante las "expropiaciones maquilladas" que están sufriendo
   
LUNES, 31 DE DICIEMBRE DE 2012   PERICO ECHEVARRÍA    
Las empresas españolas Torreblanca, Rodrima, Formarroc, y otras están siendo víctimas de "expropiaciones maquilladas", y el Gobierno de España, aún reconociendo los hechos, continúa sin querer apoyar a desvelar una "trama gravísima" que se está dando contra la seguridad de la propiedad privada, y la integridad física de las personas en el Reino de Marruecos, según denuncian desde la Asociación Afectados por la Extorsión en Marruecos.

Empresarios españoles en Marruecos exigen el mismo trato que a Iberdrola o Repsol ante las "expropiaciones maquilladas" que están sufriendoEn un comunicado remitido a la redacción de Diario Progresista, la AAEM se queja de la doble vara de medir del Gobierno del Partido Popular, que no ha tardado ha salido en defensa de empresas como Iberdrola o Repsol ante las “acciones hostiles” de los Gobiernos de Bolivia o Argentina, pero continúa sin pronunciarse antes situaciones igualmente hostiles en Marruecos, donde el propio gobierno alauita participa en intereses económicos comunes de las empresas beneficiadas, como las del Grupo Douja Prom Addoha

Tras la reciente decisión del gobierno de Evo Morales de nacionalizar empresas dependientes de la española Iberdrola, el Ejecutivo español, en un comunicado, aseguró que "la seguridad jurídica es una exigencia insoslayable de cualquier inversión extranjera en Bolivia".

“Y en el caso de Marruecos ¿no lo es?”, se preguntan los empresarios españoles en Marruecos. De igual modo, el Gobierno español ha señalado que "espera que el proceso de evaluación del valor de la empresa nacionalizada [en Bolivia] se realice con criterios exigentes". Sin embargo, guarda silencio ante situaciones similares denunciadas por la AAEM.

El estado marroquí, a través de la Compagnie Générale Immobilière (CGI), filial de la Caisse de Dépôt et de Gestion (CDG), es propietario del 50% del Grupo Douja Prom Addoha, el cual, según la AAEM, ha extorsionado a empresas españolas, ante la pasividad del Gobierno español, “conocedor de los hechos”. La asociación menciona como ejemplo el caso de la sociedad Torreblanac, a la  que "el Grupo Douja Prom Addoha, sin respetar los artículos de la Constitución de Marruecos, relativos a la propiedad privada y la integridad física de las personas, invadió ilegal y brutalmente sus instalaciones, apropiándose indebidamente de los materiales de construcción, ordenadores, maquinaria, documentación y golpeando al personal de la empresa española que se oponía a este ultraje".

Ya en julio de este año, la AAEM se planteó acudir a los tribunales europeos en busca del amparo que no reciben en España.  Su presidente, Francisco de Arratia, denunció entonces que esta situación no produce "la más mínima preocupación en el Gobierno Español", lo que quedó acreditado cuando Mariano Rajoy decidió no incluirla en su agenda en los temas a tratar en la cumbre bilateral España-Marruecos celebrada en Rabat en septiembre de este año. Por ello, la Asociación de Afectados por la Extorsión en Marruecos se planteó interponer una demanda contra el Gobierno de España ante la Unión Europea".  La asociación denuncia la "falta de interés" del Gobierno ante las "agresiones y extorsiones que se vienen dando contra el patrimonio de empresarios españoles en Marruecos, así como contra su integridad física".

Arratia lleva meses denunciando que en Marruecos, muchos empresarios españoles sufren "extorsiones" y "agresiones". Se han dado casos en los que compañías marroquíes que firmaron contratos con empresas españolas "irrumpen sin orden judicial en las instalaciones" de estas últimas, "se quedan con todo y agreden al que se opone", explica. En los casos en los que se han denunciado los hechos, las autoridades del país norteafricano han respondido que aquellas medidas se tomaron "con motivo", según el presidente de la AAEM.

En una entrevista publicada en Diario Progresista el pasado 23 de septiembre, Arratia aludía a la enorme responsabilidad que contraen las instituciones al impulsar de manera “permanente y temeraria” a los inversores hacia Marruecos, “dejándoles a su suerte ‘el día después’”.

“En muchos casos”, relataba el presidente de AAEM, “los empresarios van a Marruecos habiéndoseles hecho creer que es el dorado para combatir una situación de futuro altamente preocupante en nuestro país. Pero la verdad es que en la mayoría de los casos, no van realmente por haber adoptado una profunda decisión empresarial, sino más bien por angustia, desesperación, una salida hacia delante. Esto se sabe perfectamente allí, y se aprovechan de ello. El final de la aventura empresarial es regresar a España arruinados. Al comienzo de la historia, todos te apoyan a ir, pero el final de la historia es bien diferente, nadie da la cara”.

No es el caso de la actitud mantenida por el Ejecutivo español frente a los gobiernos de Bolivia, como se ha comprobado hace sólo unas horas con Iberdrola, o de Argentina, cuando la presidenta anunció la expropiación de activos de Repsol. Aunque las quejas de los ministros de Rajoy se encontraron con la indiferencia de Evo Morales o Crstina Fernández, los empresarios españoles en Marruecos se sienten, con razón, discriminados.

http://www.diarioprogresista.es/empresarios-espanoles-en-marruecos-exigen-el-mismo-trato-que-a-iberdrola-20877.htm

wshrw.org » Noticias