jueves, 19 de abril de 2012

Empresarios españoles denuncian la extorsión a las empresas españolas en Marruecos desmintiendo la propaganda que convertía a este país en un supuesto paraíso


SEVILLA, 19 (EUROPA PRESS)
La Asociación de Afectados por la Extorsión en Marruecos (AAEM) ha remitido escritos al ministro de Industria, José Manuel Soria, la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, y el ministro de Economía, Luis de Guindos, además de otra al ministro de Asuntos Exteriores y de Cooperación, José Manuel García-Margallo, para explicarles su situación y asegurar la existencia de "hostilidad contra nuestras empresas" en Marruecos.
En su carta a los ministros Soria, De Guindos y Sáenz de Santamaría, esta asociación apunta que vienen "desde hace más de un año, denunciando y reclamando atención a los hechos que ocurren contra intereses españoles en Marruecos, apropiaciones indebidas a bienes empresariales españoles, agresiones a empresarios españoles, y nadie nos recibe".
Espera que el actual ministro de Exteriores les convoque a una reunión con alguna persona de su gabinete para "exponerle qué está pasando", pero critica que "no tenemos la más mínima respuesta, aún después de las numerosas peticiones que hemos hecho por escrito, como así consta".
Le han preguntado a Soria si "en España hay empresarios de primera y de segunda" y espera que Soria les responda "y conozca otra realidad".
En cuanto al escrito dirigido a García-Margallo, la Asociación de Afectados por Extorsión en Marruecos (AAEM), de ámbito nacional le ha explicado su justificación, toda vez que "viene agrupando desde junio de 2011, a empresarios que atraídos por la propaganda de instituciones españolas y marroquíes por enmarcar a Marruecos como un país estable para el desarrollo de acciones empresariales, pero que cayeron como muchísimos otros en redes de extorsión y fraude".
"Muchos son los que les van bien, pero son muchos también a los que les van mal, y que desde nuestra constitución, vienen relatándonos, y aportándonos documentación de la situación por la que atraviesan pequeños y medianos empresarios en ese país, una autentica ratonera empresarial, la completa ruina para muchos, a parte de amenazas físicas, y a lo que la Embajada Española en Marruecos no presta atención, o bien se ha limitado hasta el momento en clasificar estos gravísimos hechos que están ocurriendo como casos aislados", se ha lamentado la asociación.
Han puesto de ejemplo el caso de la empresa andaluza Torreblanca, donde "el Grupo Douja Prom Addoha, sin respetar los artículos de la Constitución de Marruecos, relativos a la propiedad privada y la integridad física de las personas, invadió ilegal y brutalmente las instalaciones de la empresa Torreblanca, apropiándose indebidamente de los materiales de construcción, ordenadores, maquinaria, documentación y golpeando al personal de la empresa española que se oponía a este ultraje".
La asociación pide una reunión con García-Margallo para tratar "las extorsiones que sufren las empresas españolas en Marruecos, el caso de Torreblanca, así como proponer la creación de una mesa de trabajo hispano-marroquí donde se pueda estudiar, y empezar a sentar bases para operar con las máximas garantías posibles de honestidad empresarial, así como legal a la hora de conseguir que se agilicen todas las acciones que correspondan para clarificar situaciones de fraude y extorsión empresarial".

Fuente: Expansión

wshrw.org » Noticias

Archivo del blog