sábado, 26 de mayo de 2012

Continúa la preocupación marroquí respecto la postura del nuevo gobierno francés ante el conflicto del Sáhara Occidental.

El cambio de gobierno en Francia ha generado inquietud en Marruecos.Mohamed VI teme una posición más ecuánime de Francia respecto al conflicto del Sáhara Occidental. Es posible que este asunto y la imparcialidad de Ross  tenga algo que ver con el reciente veto marroquí del Enviado Personal de Secretario General. Parece cada día más claro que Marruecos no quiere negociar nada, simplemente pretende mediante una apariencia de negociación  aportar un cierto grado de legitimidad a su pretensión de  liquidación del Frente Polisario y la RASD. El problema es que mientras  haya potencias que que den expectativas a Marruecos de que puede conseguir de la ONU una confirmación de sus tesis ignorando el derecho internacional hay poco margen de negociación. Francia y España si no quieren desprestigiar más el crédito de la ONU no pueden permitir que Marruecos haga y deshaga a su antojo. Ya no se se trata de apoyar de facto  la limpieza étnica de un pueblo,(algo  en sí gravísimo) sino de adulterar de una forma muy grosera todos los mecanismos y leyes internacionales. Inicialmente, parece que Hollande no muestra un apoyo ciego e irracional a las tesis marroquíes y eso explica el nerviosismo de Rabat.
En un artículo titulado Mohamed VI fracasa (de momento) con Hollande. Lección para Rajoy en su blog "Desde el Atlántico" el profesor Carlos Ruiz Miguel analiza los últimos movimientos realizados por la diplomacia marroquí ante el cambio de gobierno en Francia.
El artículo se puede leer en el siguiente enlace:
http://blogs.periodistadigital.com/desdeelatlantico.php/2012/05/25/mohamed-vi-fracasa-de-momento-con-hollan#comments



wshrw.org » Noticias

Archivo del blog