miércoles, 4 de enero de 2012

Multan con 60.000 euros a 18 activistas prosaharauis por protestar contra la presencia de un barco que contenía arena procedente del Sáhara Occidental


Multa de 60.000 euros a 18 prosaharauis


El expediente tilda de muy grave la acción de protesta realizada por los activistas en octubre

GORETTI ALONSO
SANTA CRUZ DE TENERIFE Puertos de Tenerife ha abierto un expediente sancionador a los 18 activistas saharauis que el pasado 5 de octubre se lanzaron al agua del muelle capitalino para protestar contra la presencia de un barco que contenía arena procedente del desierto del Sáhara. Puertos ha enviado a cada una de las personas implicadas una notificación, en forma de carta certificada, en las que se les indica que tendrán que abonar 60.000 euros de multa cada uno por su actuación durante la protesta.

Fuentes de la Autoridad Portuario de Santa Cruz de Tenerife han afirmado que esta infracción está considerada como muy grave. En ningún caso nadie sin permiso previo puede tirarse al agua en la zona portuaria ya que, además de poner en peligro su vida, afectaría de forma directa a la actividad y el trabajo que se realiza dentro de los diferentes muelles.

Los responsables de la organización Sahara Acciones, promotora de esta iniciativa, creen que esta sanción es un "acto arbitrario y desproporcionado" y preparan un recurso para evitar a los activistas el pago de los 60.000 euros de sanción.

Alberto Negrín, vicepresidente de la Asociación Canaria de Amistad con el Pueblo Saharaui, apoyó ayer a sus compañeros y aseguró que "en ningún caso, la sanción se corresponde con la gravedad de la actuación". Al contrario de la información que aporta la Autoridad Portuaria, Negrín aseguró que "la protesta fue completamente pacífica y no se puso la vida ni el trabajo de nadie en peligro". Muchos de los activistas eran jóvenes voluntarios que ahora "tienen miedo de enfrentarse a una multa semejante que no pueden pagar", precisó.

El pasado 5 de octubre, sobre las 17:00 horas, un grupo de 18 mujeres y hombres, en nombre del colectivo Sahara Acciones, se tiró al agua en la zona de la dársena pesquera, en el puerto capitalino. Su objetivo era denunciar la presencia del barco Dura Bulk, cargado con arena procedente del Sáhara, y el expolio de los recursos de la excolonia española.

La acción estaba prevista desde hacía semanas por parte de este colectivo. Los activistas, ataviados con camisetas en las que se podía leer "Stop Robo" y una gran pancarta, se separaron en dos grupos diferentes. Unos cuantos se tiraron al agua y otros sirvieron de apoyo desde tierra. La Policía Portuaria y varias agentes de la Guardia Civil hicieron acto de presencia a los pocos minutos e identificaron a los protagonistas de la movilización.

Fuente: La Opinión de Tenerife

wshrw.org » Noticias

Archivo del blog