lunes, 12 de marzo de 2012

Aumentan las sospechas de que Gadafi financió con 50 millones de euros la campaña electoral de Sarkozy en el 2007

Las sospechas de que el depuesto coronel Muamar el Gadafi financió la campaña electoral que en 2007 llevó al Elíseo a Nicolas Sarkozy no son nuevas. En 2011, solo dos días antes del inicio de los bombardeos de la OTAN sobre Libia, Saif el Islam, el hijo más poderoso del coronel, afirmó a la cadena Euronews que el presidente francés debía devolver a Trípoli el dinero que le envió el régimen para ayudarle a ganar las elecciones. El diario digital Mediapart ha dado a conocer un documento secreto, filtrado de un proceso judicial, que sugiere que el régimen libio acordó transferir 50 millones de euros a dos cuentas secretas de líderes del partido de Sarkozy, gracias a las gestiones realizadas por el intermediario y traficante de armas Ziad Takieddine. Sarkozy se limitó anoche a calificar de “grotescas” las acusaciones.
El sitio en Internet dirigido por Edwy Plenel, exdirector de Le Monde, afirma que Takieddine, un turbio personaje implicado en el caso Karachi (la presunta financiación ilegal de la campaña del ex primer ministro Édouard Balladur), organizó en 2005 una visita oficial a Trípoli de Sarkozy cuando este era ministro del Interior, junto a sus colaboradores Brice Hortefeux y Claude Guéant.

Hortefeux, vicepresidente de la Unión por un Movimiento Popular (UMP), fue el sucesor de Sarkozy como responsable de Interior cuando este llegó al Elíseo, mientras Guéant, que era entonces el jefe de Gabinete de Sarkozy, acabó sucediendo a Hortefeux como ministro el año pasado.
La investigación de Mediapart revela que la nota que supuestamente compromete a Sarkozy y a la UMP fue entregada a los policías que investigan a Takieddine por un testigo llamado Jean-Charles Brisard, antiguo colaborador de Balladur y hoy director de una agencia de detectives privados.
El documento contiene las iniciales de Nicolas Sarkozy y de Brice Hortefeux, e incluye referencias a una cuenta suiza de la hermana de Jean-François Copé, secretario general de la UMP, y a una supuesta empresa de Brice Hortefeux con sede en Panamá. La nota está encabezada por estas palabras: “Modalidades fin [por financiación] campaña NS+BH acordadas durante la visita a Libia del 6-10-2005”. Y al final del texto afirma: “Financiación campaña completamente arreglada”.
Hortefeux ha confirmado a Mediapart que viajó a Trípoli con Sarkozy el 6 de octubre de 2005, pero ha subrayado que “jamás se trató la cuestión de la financiación política, ni de cerca no de lejos”. Sobre la misteriosa sociedad panameña que supuestamente le pertenece, Hortefeux afirma: “No sé qué es”.
Según Mediapart, aquel viaje oficial de Sarkozy a Libia fue minuciosamente organizado por el mediador franco-libanés Ziad Takieddine, según atestiguan algunas de las numerosas notas que este envió a Claude Guéant entre 2003 y 2008. Muchas copias de esos archivos fueron sacadas del ordenador y entregadas a la justicia por la exesposa de Takieddine.
El 12 de octubre de 2011, el mediador confirmó al juez Renaud Van Ruymbeke que sus notas personales sobre Siria, Arabia Saudí, Libia y Líbano “eran reales” y “fueron enviadas” por él mismo “a Guéant para que se las transmitiera al ministro [Nicolas Sarkozy], a quien llamaba el jefe”.
El reportaje de Mediapart confirma además que en 2005 Takieddine viajó 11 veces a Trípoli, donde se entrevistó con Saif el Islam, el poderoso hijo de Gadafi que lideró la comunicación del régimen durante la guerra y que hoy se encuentra detenido en Libia. El intermediario resumió sus impresiones de esos viajes en una docena de notas que envió al gabinete de Sarkozy.
Además, Takieddine estuvo presente en Trípoli durante las visitas de Guéant, Sarkozy y Hortefeux, afirma Mediapart, y antes de un viaje preparatorio de Guéant, envió el 6 de septiembre de 2005 esta nota al número dos de Sarkozy: “La visita de preparación es poco habitual. Debe mantener un carácter secreto. Será preferible que CG [Claude Guéant] se desplace solo y que el viaje se efectúe sin fanfarrias. La otra ventaja: así estará más cómodo para evocar el otro tema importante, de la forma más directa”.
Otra nota, fechada el 22 de septiembre de 2005, habla de un “tête-à-tête” de Sarkozy “con el Líder”, documenta la entrega de los currículos de “NS y BH” a Gadafi, y da cuenta de los avances en la negociación de varias operaciones de seguridad y armas. Otros documentos de Takieddine reunidos por la policía contienen cartas de Sarkozy (10 de septiembre de 2005), Guéant (23 septiembre) y Hortefeux (15 de noviembre de 2005) dirigidas a las autoridades libias.
En su declaración del año pasado a Euronews, Saif el Islam acusó a Sarkozy de haber financiado su campaña electoral con fondos libios, y añadió: “La primera cosa que pedimos a ese payaso es que devuelva el dinero al pueblo libio. Acordamos darle ayuda a cambio de que trabajara por el pueblo libio, pero nos ha decepcionado. Tenemos todos los detalles, las cuentas bancarias, los documentos y las transferencias. Lo mostraremos todo próximamente”.
Dos días después, comenzaron las operaciones bélicas para deponer a Gadafi del poder.
Aquel mismo mes de marzo de 2011, Ziad Takieddine fue detenido en el aeropuerto Charles de Gaulle cuando acababa de llegar de Trípoli. Llevaba encima 1,5 millones de euros en billetes. Al explicarle la razón al juez que le investiga, declaró: “Fui a llevar un mensaje de Claude Guéant y le llamé desde allí. Creyendo actuar bien, regresé con una respuesta de Gadafi, que, habida cuenta de las circunstancias de mi recibimiento, no he podido entregar”.
Durante su declaración policial a los agentes de aduanas, el mediador afirmó que los “billetes de banco” eran del “Gobierno libio”, y que la cifra correspondía a sus “propios honorarios”.
En 2007, Takieddine seguía trabajando para el Gobierno francés, para el cual ha realizado gestiones de compraventa de armas en Oriente Próximo y el Magreb durante cerca de una década.
En el verano de 2007, Takieddine fue uno de los actores principales de la liberación de las enfermeras búlgaras detenidas por Libia, que abrió una nueva página en las relaciones con París y permitió que, en diciembre de ese año, Sarkozy desplegara la alfombra roja para Gadafi en el hotel Marigny, la residencia oficial de los invitados de Estado.
Fuente: El Pais

wshrw.org » Noticias

Archivo del blog