viernes, 23 de marzo de 2012

Marruecos carece de legitimidad para cuestionar o exigir acuerdos respecto a las prospecciones petrolíferas concedidas a Repsol y dos compañías más por el gobierno español en Canarias

 
La descolonización del Sahara Occidental entra en las prospecciones petrolíferas canarias

TXEMA SANTANA
 En medio de una gran marejada política por la autorización del Gobierno de España para hacer prospecciones petrolíferas cerca de las Islas Canarias, Marruecos habla de que hay que "concertar" las explotaciones para que "todo vaya bien". Especialistas en Derecho Internacional consideran que es el momento de discutir la titularidad de las aguas de esta región del mundo y otorgar al Sahara Occidental lo que es suyo. Manuel Pérez, profesor de Derecho Internacional Privado de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria considera que "Marruecos tiene que reconocer que es un país que ocupa ilegalmente el Sahara Occidental, para empezar".
Las prospecciones petrolíferas autorizadas por el Gobierno de España a escasos kilómetros de las costas canarias están haciendo correr océanos de tinta y píxeles. Además de la polémica política -autonómica e insular versus estatal- hay que sumar, como dato trascendental, que el ministro que ha firmado el decreto que habilita la exploración es canario, José Manuel Soria. Es el ex socio de Gobierno de Paulino Rivero y presidente del partido que mayoritariamente ha gobernado en los últimos años junto a Coalición Canaria, que sigue en el poder en la actualidad, pero ahora con el Partido Socialista Canario. A esta componenda política, además, hay que sumar la discusión sobre la titularidad de las aguas no sólo en las que va a explorar por decreto del Gobierno de España Repsol y dos compañías más, sino también la definición de la mediana -frontera marina entre el país español y Marruecos- y la demanda de delimitación de las aguas que corresponden al Sahara Occidental, pueblo que sigue esperando una solución a su proceso de descolonización no concluido.
Este último aspecto ha perdido relevancia frente al gran incendio político, pero tras las declaraciones del Ministro de Energía de Marruecos, Abdelkader Amara, en las que reconoció este jueves que las prospecciones de España en aguas cercanas a Canarias “es un tema difícil de abordar” se introdujo un término que con, absoluta seguridad, escucharemos en las próximas semanas con frecuencia: Concertación de las prospecciones. Ha insistido a los pocos segundos: “Con acuerdos se puede tratar el asunto petrolífero, si no, no será un buen comienzo”.

No fue mucho más allá, intuyó el desequilibrio. Se agarró al “poco tiempo” que los presidentes de ambos países, en la actualidad, llevan al mando de sus respectivas naciones. Las palabras de Amarara, sin embargo, han incendiado algunos despachos de los especialistas en Derecho Internacional Público y Privado, que entienden y denuncian desde hace décadas que Marruecos viola cada día la legislación internacional al ejercer no sólo la administración temporal, sino también la soberanía sobre el Sahara Occidental y su zona marina. De hecho, la Unión Europea mantuvo hasta hace unos meses un acuerdo pesquero que beneficiaba a Marruecos y la pesca se producía en su mayoría en aguas saharauis.
Manuel Pérez es profesor de Derecho Internacional Privado, con 34 años de experiencia docente, la mayor parte de ellos en la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria. Para empezar explica que “de concertación nada, porque Canarias tiene su mar territorial, zona contigua y zona económica exclusiva, como archipiélago de España”. Y aclara: “Canarias se puede extender 200 millas al Oeste, vía marina, y ellos hacia el poniente, pero como no las hay, se debe trazar una mediana”. Y es aquí, en este punto, cuando apunta que “hay que trazar una mediana pero resulta que el territorio africano continental que limita al otro lado del Atlántico es el Sahara Occidental y no Marruecos”.
Pérez continúa: “lo primero que hay que decir a Marruecos, que habla de concertación, es que es un Estado que está ocupando de forma ilegal el Sahara Occidental. Y esto lo defiendo de forma legal como profesor y ante Naciones Unidas, si hiciera falta”. Además, dice estar “harto” de las pretensiones de Marruecos.
A pesar de que el mapa que usa Naciones Unidas para delimitar el territorio que aún está por descolonizar se inicia al sur de Tarfaya, Pérez asegura que habría que mirarlo porque en su opinión, el territorio saharaui comienza en las inmediaciones de Tan Tan. “Marruecos ha ido escarbando poco a poco y mientras no haya un referéndum no puede aplicar la soberanía sobre ese territorio”.
Se queja de que un asunto “tan serio” se esté “politizando de esta manera”.
Retornando al oro negro, los datos están sobre la mesa. Hay nueve cuadrículas en el mar y Repsol puede hacer exploraciones en todas. La más cercana a Canarias está a poco más de 10 kilómetros de la isla de Fuerteventura. Se estima que el yacimiento podría generar 140.000 barriles de petróleo al día, como mínimo, según datos difundidos por la empresa Repsol y el Gobierno de España, sin que por ahora se haya hecho público ningún documento que certifique el por qué de este dato, ni siquiera su calidad. Aunque Soria, el ministro, ha dicho en alguna ocasión que “sería de buena calidad, según parece”.

Fuente Guinguinbali 

wshrw.org » Noticias

Archivo del blog