miércoles, 21 de septiembre de 2011

Los países de la liga árabe apoyan el reconocimiento del estado palestino en la ONU

El Cairo, Egipto.- En un raro ejemplo de unidad, el presidente palestino Mahmud Abbas gozará el viernes del pleno apoyo de los países árabes cuando pida a Naciones Unidas el reconocimiento de Palestina como Estado miembro.
Los ministros de Exteriores de la Liga Árabe prometieron su apoyo a la Autoridad Palestina en su intento por conseguir el reconocimiento de Estado en la ONU. Los ministros de Exteriores de la Liga Árabe se reunieron la semana pasada en El Cairo y prometieron su apoyo a la Autoridad Palestina en su intento por conseguir el reconocimiento de Estado en la ONU. Pero fueron aún un paso más allá y pusieron en marcha planes y un comité para seguir el caso.La petición ante la ONU llega en medio de las revueltas populares que recorren la región desde hace meses y que enfrentaron a los gobiernos árabes a una nueva realidad: que no pueden seguir ignorando los deseos de sus pueblos.La "primavera árabe" consiguió derrocar ya a los regímenes de Túnez y Egipto, está a punto de hacer lo mismo en Libia e infundió valor a los opositores de Siria y Yemen para enfrentarse a sus mandatarios incluso en medio de una fuerte represión.Pero no basta con impulsar la causa palestina con palabras mientras se continúa reprimiendo a la propia población, como ocurre en Siria, que sigue considerándose abanderada de la causa árabe mientras mata a sus ciudadanos en las calles."Los regímenes árabes de Cercano Oriente tendrán que ser más sensibles a las opiniones de sus poblaciones", apuntó el Carnegie Endowment for International Peace de Washington en un reciente análisis.Por otro lado, cada vez es mayor al temor de que "las protestas populares lleguen a los territorios palestinos", apuntó el analista del Centro Al Ahram para Estudios Políticos y Religiosos Emad Gad."Ante la falta de alternativas, deben hacer algo por los palestinos", agregó.Los países árabes intentan impulsar las negociaciones con Israel desde 1991. La iniciativa de paz más notable por su parte fue la lanzada en 2002, en medio de la segunda Intifada palestina.El plan integral diseñado entonces por Arabia Saudí -y apoyado por la Liga Árabe- pedía que las anteriores resoluciones de la ONU sirvieran de base para la división del territorio histórico de Palestina y el fin del conflicto.El gobierno israelí rechazó, sin embargo, el plan e insistió en retornar a las negociaciones que todavía hoy siguen defendiendo y que, en opinión de los palestinos y los países árabes, no son sino una táctica para ganar tiempo.Según Gad, "la decisión de la Autoridad Palestina de acudir ante la ONU es un mensaje para la administración estadounidense de que no pueden esperar más, especialmente después de que Washington fracasara a la hora de presionar a Israel para frenar sus asentamientos".En noviembre de 1947, la Liga Árabe rechazó la resolución 181 de la Asamblea General de Naciones Unidas para dividir el territorio histórico palestino entre árabes y judios. Tras ese rechazo llegó la guerra y en 1948 la fundación del Estado de Israel sobre un territorio mayor que el estipulado en la resolución, y que se ampliaría tras la guerra de 1967.

La Autoridad Palestina lucha ahora por mantener su legitimidad y pide ante la ONU el reconocimiento de un Estado palestino que abarcaría mucho menos que lo ofrecido en 1947. Como entonces, contarán con el apoyo de la Liga Árabe. La cuestión es ahora cómo habrá influido la "primavera árabe" en ese apoyo.

Fuente La Vanguardia

wshrw.org » Noticias

Archivo del blog