jueves, 29 de septiembre de 2011

Nula confianza de los eurodiputados afines a Marruecos en que el Tribunal Europeo de Luxemburgo considere legal el Acuerdo de Pesca UE-Marruecos.


La negativa de la mayoría de la Cámara a que el Tribunal Europeo de Luxemburgo aclare si es juridicamente válido el Acuerdo de Pesca entre la Unión Europea y Marruecos desvela la poca confianza que estos grupos afines a Marruecos tienen a que el alto tribunal les dé la razón. Si no hay nada que ocultar no deberían tener ningún miedo a que esta instancia aclarase o incluso respaldase la validez de dicho acuerdo. No se entiende desde un postulado democrático esta posición en la se prefiere avalar un estado de fuerza a una posición de racionalidad jurídica.

La Unión Europea que se autoproclama buque insignia en la defensa de los derechos humanos, niega la posibilidad de amparo jurídico a un pueblo que ha sido despojado de su tierra y de sus recursos naturales. Si hay duda, siempre se interpreta en favor del opresor y en detrimento de la víctima sin mantener un mínimo criterio de equidistancia. Este caso, como otros asuntos, deja en evidencia la crisis profunda que está atravesando la Unión Europea convirtiéndose en un espacio de baja calidad democrática y dudosa unión de estados de derecho.

Los intereses que tienen algunos estados y particulares con Marruecos están poniendo en entredicho la solidez democrática de la Unión Europea ya de por sí devaluada por la crisis actual. Si esto es el paraíso democrático que nos ofrecen será mejor bucarlo en otros rincones del planeta tierra.

De todos modos, siendo ésto terrible, se pueden sacar conclusiones positivas que animan a seguir insistiendo por este camino, y es que al fin y al cabo esta negativa hay que interpretarla como un indicio de "cobardía" y poca seguridad en los planteamientos de los grupos afines a Marruecos. En el fondo hay un reconocimiento por parte de estos grupos de la escasa consistencia jurídica de estos planteamientos.

Es necesario que los grupos afines al pueblo saharaui acentúen la presión y sigan por este camino, se ve que estos grupos promarroquíes son reacios a la exposición de argumentos y a la claridad de los hechos. A su cobardía y bajeza moral debe responderse con una ofensiva en todos los niveles hasta que la verdad nos permita llegar al final del túnel.

Creo que hay que felicitar a los parlamentarios que han hecho la propuesta, en concreto al español Raúl Romeva y al británico Andrew Duff porque al menos han desvelado las miserias de esta Unión Europea errática. ¡Adelante! que son pocos y cobardes.



El Parlamento Europeo ha rechazado hoy solicitar la opinión del Tribunal de Luxemburgo sobre la compatibilidad del acuerdo pesquero entre la UE y Marruecos con los Tratados de la Unión y el derecho internacional. Los eurodiputados que presentaron esta propuesta al pleno fueron el español Raül Romeva (Verdes/ALE) y el liberal británico Andrew Duff, con el apoyo de otros 75 parlamentarios.

La resolución fue rechazada por 221 votos frente a 302, con 30 abstenciones.


El texto señalaba que "no se ha demostrado que la contribución financiera de la UE se utilice en beneficio de la población del Sáhara Occidental" y alegaba que el dictamen del Tribunal de Justicia de la UE pondría fin a la "incertidumbre jurídica" sobre si el nuevo protocolo cumple el derecho internacional y si es compatible con los Tratados de la UE.


Próximos pasos


La comisión de Pesca seguirá adelante con el procedimiento de aprobación del nuevo protocolo pesquero con Marruecos. El voto en comisión parlamentaria está previsto para la reunión del 22-23 de noviembre. La votación final en el pleno se celebraría en diciembre.

Fuente: Parlamento Europeo

wshrw.org » Noticias

Archivo del blog