domingo, 11 de septiembre de 2011

Nueva ofensiva mediático-diplomática de lobbies del mazjén contra el Sáhara. Según "expertos" Francia tratará de acelerar una solución promarroquí.

El cambio de régimen en Libia ha envalentonado a los lobbies promarroquíes y vuelven a la palestra un aluvión de "expertos" que tratan de crear un ambiente favorable a las pretensiones anexionistas marroquíes en el Sáhara Occidental. Quizás se esté preparando una ofensiva mediático-diplomática en la que parece que el papel de una Francia reforzada internacionalmente de la crisis de la crisis libia va a ser fundamental para tratar de acelerar una solución promarroquí en el Sáhara Occidental.

Aquí reflejo dos noticias

Experto cree que el Sahara Occidental no se independizará por falta de apoyo

12-09-2011 / 19:50 h

Núñez, que ha sido invitado por la Fundación Araguaney Puente de Culturas a impartir un curso en la Universidad Internacional Menéndez Pelayo en Santiago de Compostela, indicó que "ningún país" parece dispuesto a respaldar una eventual propuesta en favor de la independencia de ese territorio ocupado por Marruecos.

En su intervención en el curso, en el que analizará hasta el próximo miércoles las revueltas de los últimos meses en diversos países árabes y musulmanes, y sobre la postura de Occidente, advirtió de que España mantiene una "neutralidad activa" que favorece a Rabat para mantener en la práctica el control sobre ese territorio.

Señaló que en España hay una "opinión pública pro-saharaui" fruto de varias décadas de movilizaciones en favor de su población, incluida la acogida cada verano de niños procedentes de campamentos de refugiados, pero apuntó que eso ha conllevado, en ocasiones, "efectos contraproducentes" tales como "problemas de dependencia" y hasta de "corrupción".

Núñez, economista y militar retirado, apuntó que España, en tanto que antigua potencia colonial administradora, no ha mostrado hasta el momento voluntad política suficiente, entre otras razones por temor a salir perjudicada de eventuales reclamaciones sobre Ceuta y Melilla por parte de Marruecos y de una degradación de las relaciones bilaterales.

Calculó que Marruecos tiene desplegados más de 100.000 soldados en el Sahara Occidental, que constituye "el grueso del Ejército de tierra", y observó que explota, en la práctica, los fosfatos, la pesca y otros recursos territoriales, pese a no tener derechos reconocidos internacionalmente.

Destacó que Argelia, pese a mantener en su territorio varios campos que albergan a buena parte de los tal vez 100.000 refugiados saharauis que desde hace treinta años se encuentran fuera del territorio, en los últimos años ha rebajado su apoyo a la ambición independentista del Frente Polisario.

Asimismo, dijo que Estados Unidos y Francia no parecen dispuestos a renunciar a mantener a Marruecos como aliado estratégico.

Por todo ello, opinó que la actual coyuntura podría llevar a que Marruecos pueda conseguir un reconocimiento de su legitimidad sobre el Sahara Occidental, aunque cambio tuviera que conceder cierta autonomía.EFE

Feunte ABC

La caída de Gadafi refuerza la posición de Marruecos en el Sáhara

Por Omar Brousky | AFP – vie, 9 sep 2011


La era post-Gadafi anuncia un nuevo marco geopolítico en el Magreb y colocará de nuevo el conflicto del Sáhara Occidental en primera línea informativa, con la posición de Marruecos reforzada.

Fuente de tensiones recurrentes entre Marruecos y Argelia, el conflicto del Sáhara Occidental, que comenzó hace 26 años, también influyó en las relaciones entre Rabat y Trípoli como consecuencia del apoyo que el régimen de Gadafi ofreció al Polisario, movimiento independentista saharahui.

Este apoyo, más o menos intenso según el estado de humor del "guía" libio, impidió durante mucho tiempo que hubiesen relaciones estables y duraderas entre ambos países.

Tras el anuncio de la victoria de los rebeldes libios, Marruecos fue uno de los primeros países en enviar a su jefe de la diplomacia a Bengasi para aportar su apoyo al nuevo poder.

El Consejo Nacional de Transición (CNT, órgano político de las nuevas autoridades libias) correspondió enseguida dando su parecer sobre el tema más sensible para Rabat, el conflicto del Sáhara Occidental, que se encuentra en un callejón sin salida pese a los intentos de la ONU por resolver el diferendo.

"El futuro del Sáhara sólo puede concebirse bajo soberanía" de Marruecos, declaró el 1 de septiembre el portavoz del CNT en Londres, Jomoa Al Gamaty, a la televisión regional de El Aaiún, capital del Sáhara Occidental.

Desde entonces, Argelia se ha convertido en el principal apoyo político y financiero del Polisario.

En este contexto, la intervención de la OTAN en Libia y el papel activo de Francia en el derrocamiento del régimen de Gadafi podría provocar un cambio de situación y llevar a la comunidad internacional a apoyar una resolución más rápida del conflicto.

"Habrá una reorganización de los mapas, y a nivel de peticiones de los países del sur respecto a los del norte (del Mediterráneo), Marruecos puede incluir el Sáhara Occidental", destacó Jadija Mohsen-Finan, especialista en el Magreb de la Universidad París-VIII.

"Ahora, ha aparecido un nuevo interlocutor, la OTAN, y especialmente Francia, que está diciendo que hace falta reconsiderar las relaciones entre el norte y el sur del Mediterráneo", apunta la especialista.

"Incluso si la posición de Argelia en este conflicto no ha variado, porque sigue apoyando activamente al Polisario, los nuevos cambios regionales pueden llevar a la comunidad internacional a apoyar una solución rápida a este conflicto", insistió Mohsen-Finan.

Para Mustafá Naimi, investigador en el Instituto Universitario de la Investigación Científica de Rabat, Argelia parece ahora "aislada" en el Magreb, aunque continúe siendo "un socio fiable" de la OTAN y de Estados Unidos.

"Argelia sigue siendo un socio fiable a nivel de la cooperación en materia de seguridad en la región, tanto con Estados Unidos como con la OTAN", estimó Naimi.

Sin embargo, "Argelia se aferra a posiciones de principio que la aíslan y parecen hoy en día obsoletas", precisó.

"Cierto, lo que interesa hoy a Francia en la economía y los franceses no podrán más intervenir políticamente en favor de una u otra parte. En cambio, pueden inscribir la cuestión del Sáhara Occidental en la agenda de las prioridades, en un marco internacional", aseguró Mohsen-Finan.

El Sáhara Occidental, antigua colonia española, fue anexado por Marruecos en 1975. El saharaui Frente Polisario, apoyado por Argelia, reclama la independencia del territorio.

El gobierno de Rabat rechaza la independencia y propone una amplia autonomía bajo soberanía marroquí, en un conflicto de décadas en el que media la ONU.

El ministro de Relaciones Exteriores de Marruecos, Taieb Fassi-Fihri, habla con los medios después de reunirse con el líder de los rebeldes libios, Mustafa Abdeljalil, el 24 de agosto en Bengasi.

Fuente AFP

wshrw.org » Noticias

Archivo del blog