miércoles, 21 de diciembre de 2011

Argelia se convierte en un país de oportunidades para empresarios españoles de la construcción. Empresarios asturianos negocian contratos de concesión de obra.

Argelia, una vía de escape para la construcción

Empresarios asturianos negocian la concesión de obras en el país africano a cambio de impartir formación a sus trabajadores

Oviedo,
M. M./ J. L. S.
La construcción asturiana busca vías de escape, y Argelia se ha convertido en uno de los destinos que presenta enormes posibilidades. Una delegación integrada por una veintena de empresarios argelinos, acompañados de media docena de representantes del gobierno de aquel país, visita esta semana el Principado invitados por la Fundación Laboral de la Construcción. El objetivo último es claro: establecer una relación empresarial de intercambio para que la construcción asturiana forme personal en Argelia a cambio de que se les concedan obras.

La Fundación Laboral de la Construcción y la Fundación Metal visitaron hace unos meses Argelia para analizar sobre el terreno las posibilidades de que ambos sectores puedan abrir mercado en aquel país.

Ubicado al norte de África, en el Magreb, su industria se centra en el petróleo y el gas natural. De hecho, es un miembro relevante de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP). La mayor parte de su territorio está ocupado por el desierto del Sáhara, tiene aproximadamente 34,5 millones de habitantes y su economía creció en 2010. Sus principales socios comerciales son Francia, Alemania, Italia y España, a los que compra la mayor parte de su equipamiento industrial y productos de consumo.

El Gobierno argelino elabora planes quinquenales de inversión y desarrollo, y en el último se prevé la construcción de dos millones de viviendas en el conjunto de ese periodo. El desarrollo residencial y de infraestructuras se convierte así en una fuente de posibles oportunidades para los empresarios asturianos del sector.

La asamblea de la construcción celebrada el pasado viernes se convirtió en un foro propicio para que los empresarios comentasen, en corrillos, la situación del sector en la región, que desde la propia patronal, CAC-Asprocon, califican de desastrosa por la caída de la inversión en obra pública y la práctica paralización de la residencial. Y Argelia y las posibilidades de dar el salto a aquel país era un asunto recurrente en esas conversaciones.

Fuentes del sector explicaron que en Argelia se han contratado empresas de distintos países, pero fundamentalmente chinas, para desarrollar distintas obras. Ahora, las autoridades argelinas se han encontrado con que desde Asturias la construcción y el metal aportarían un plus: además de ejecutar los proyectos, las fundaciones de ambos sectores podrían formar a trabajadores autóctonos, un aspecto que resulta particularmente atractivo para los responsables del país africano.

La delegación que estos días visita Asturias conocerá las instalaciones de la fundación laboral de la construcción, sus métodos de trabajo y enseñanza, además de realizar visitas a distintas obras de interés para que puedan ver los trabajos que las empresas asturianas son capaces de realizar pese a lo complejo de la orografía regional.

Esta visita no significa que con carácter inmediato se vayan a producir contrataciones, aunque fuentes del sector indicaron que si continúa el freno a la inversión pública y no se reactiva la construcción residencial, «habrá que buscar fórmulas para acelerar los proyectos que se planteen en el exterior y evitar la quiebra de todo el sector».

Fuente Ine

wshrw.org » Noticias

Archivo del blog