jueves, 8 de diciembre de 2011

Mientras Marruecos sigue intentando gestionar mediáticamente el secuestro de los cooperantes de Tinduf , Al Qaeda se desmarca de su autoría.

 ¿Quién está entonces detrás del secuestro? Aunque todavía no se sabe quién está detrás del secuestro de los cooperantes, está claro que Marruecos, tal como hemos expuesto en este blog, mediante  la profusión de noticias de dudosa  veracidad, pretende gestionar mediáticamente  un secuestro  que en teoría no debía incumbirle más  de lo que pueda importarle a Portugal o a Libia.
Salvo que sea un actor de primer orden en el mismo.


 Al Qaeda se desliga del secuestro de dos españoles en Tinduf

La organización terrorista Al Qaeda en el Magreb Islámico (AQMI) se desvinculó ayer en un comunicado del secuestro de dos ciudadanos españoles y una italiana en los campamentos de refugiados de Tinduf (al sur de Argelia), el pasado 23 de octubre, según informó la agencia de noticias mauritana ANI.
"Negamos toda responsabilidad con el secuestro de los europeos en el campamento de Tinduf", dice el comunicado, cuya autenticidad no ha podido ser verificada. En el escrito, AQMI sí reivindica el secuestro, a finales de noviembre en Mali, de dos franceses, un holandés, un sueco y un surafricano, informa Efe.

Detenidos en Mauritania

Sin embargo, el pasado lunes, la Policía antiterrorista mauritana detuvo en la segunda ciudad del país, Nuadibú, a dos saharauis vinculados con este secuestro. Los arrestados son Maminna Alaaguir Ahmed Baba, de 29 años, y Aghdafna Hamady Ahmed Baba, de 32.
Fuentes consultadas por la agencia ANI informaron entonces de que las primeras investigaciones indicaban que los sospechosos se habían puesto en contacto con AQMI para intercambiar a los rehenes por "importantes cantidades de dinero".
Los secuestrados llevan más de dos meses desaparecidos. Se trata de Ainhoa Fernández de Rincón, madrileña pero que trabaja para la Asociación de Amigos del Pueblo Saharaui de Extremadura; Enric Gonyalons,mallorquín afiliado a la ONG Mundubat; y Rossella Urssu, italiana, del Comité de Cooperación Italiano para el Desarrollo de los Pueblos (CCISP), llevan casi dos meses desaparecidos.
El secuestro se produjo en la madrugada del pasado 24 de octubre en el área de Rabuni, la capital administrativa de los campos de refugiados de Tinduf. Un grupo de diez hombres armados y con ropa militar llegó con dos vehículos todo terreno a los campamentos, donde secuestraron a los tres cooperantes.

Fuente Público

wshrw.org » Noticias

Archivo del blog