miércoles, 12 de octubre de 2011

Denuncian múltiples discriminaciones de la población originaria del Sáhara Occidental por parte del ocupante marroquí

Rabat, 11 oct (EFE).- Los habitantes autóctonos del Sáhara Occidental padecen múltiples discriminaciones con respecto a los marroquíes, según sostiene un informe emitido hoy por la Organización de Defensores Saharauis-Segunda Generación (ODS-SG).

El informe, entregado a varios medios por ODS-SG, se hace público cuando se cumple un año del desmantelamiento del campamento de Gdaim Izik, en las afueras de El Aaiún, que se saldó con la muerte de 13 personas (11 de ellas policías marroquíes) y se convirtió en el incidente más grave registrado en la ex colonia española durante los últimos 16 años.

Según ODS-SG, los saharauis tienen restringidos el derecho de asociación y a la inviolabilidad del domicilio, así como la libertad de expresión y difusión, mientras que no gozan de igualdad ante la ley.

Así, los saharauis no tienen derecho a "fundar asociaciones o sindicatos en su territorio", y por ello las ONGs saharauis funcionan sin tener locales y sin poder recibir ayudas oficiales ni de gobiernos de otros países.

Tampoco han tenido los saharauis derecho a fundar periódicos ni canales de expresión propios, y no existe ningún medio independiente en el territorio del Sáhara administrado por Marruecos, según el informe.

Los medios surgidos en la zona son simples "tapaderas" del gobierno marroquí, y los periodistas que dicen trabajar en ellos "son simples agentes o colaboradores con los cuerpos de inteligencia en Marruecos", subraya el texto.

En cuanto a la inviolabilidad del domicilio, ODS-SG denuncia que es constantemente atropellada cada vez que hay una manifestación, pues la policía "persigue a los manifestantes hasta sus casas, y sin ninguna autorización rompen las puertas y destruyen los muebles".

Igualmente, la inviolabilidad de las comunicaciones no está garantizada, ya que toda la correspondencia dirigida a las ciudades saharauis está intervenida, así como las llamadas telefónicas, según la organización.

El informe tiene un apartado sobre el derecho a la honra y la reputación, para denunciar prácticas a que los saharauis son sometidos en público, como la detención colectiva en estado de desnudez, el ser arrastrados por la barba, los insultos o hasta las violaciones.

Además, el informe considera que los tribunales utilizan una política de doble rasero según el procesado sea marroquí o saharaui, y pone como ejemplo que los emigrantes clandestinos sufren mayores penas si son saharauis o que los indultos decretados por el rey Mohamed VI alcanzan a los saharauis en menor medida que a los demás.

Finalmente, el informe emite una serie de recomendaciones a Marruecos para que garantice la plenitud de derechos de los saharauis; a España (como antigua potencia ocupante), a la Unión Europea y a la ONU para que obliguen a Marruecos a investigar y castigas las violaciones de todos estos derechos, entre otros consejos. EFE

Fuente ABC

wshrw.org » Noticias

Archivo del blog