miércoles, 12 de octubre de 2011

Marruecos y Javier Garat (CEPESCA) seguirán presionando en Bruselas para seguir expoliando la pesca de las aguas del Sáhara Occidental.

No se trata de ver instalaciones sino de que no son aguas marroquíes, y por tanto Marruecos no tiene legitimidad para negociar esos acuerdos. Por eso vuestros europarlamentarios afines se oponen a que el Tribunal de la Unión Europea aborde la cuestión, tienen muy claro que es ilegal. No tienen ningún pudor en convertir a la Unión Europea en una piltrafa de estado de derecho y ridiculizan los valores democráticos.
Además, con su actitud, la Unión Europea contradice su propia doctrina de "apoyar" al Enviado Personal de la ONU en las negociaciones Marruecos-Frente Polisario al firmar acuerdos unilaterales con una de las partes, cuando hay en medio un proceso de negociaciones para solucionar el conflicto. Javier Garat y Marruecos dirán lo que quieran pero son incapaces de presentar algún título jurídico.
¿Es tan dificil de entender? Voy a pone un ejemplo sencillo. Es como si alguien compra una casa y el inmueble no está escriturado a nombre del que se lo vende sino de otra persona o herederos de otra persona que fueron desplazados por la fuerza del lugar y que tienen derecho sobre ese inmueble. ¿Alguien dudaría que se ha comprado un inmueble robado? Seguramente que no. Si el verdadero propietario reclama a la justicia y el parlamento se opone a que se tramite esa reclamación o por lo menos que un tribunal dictamine si esa venta es legal o no. ¿Que diriamos de ese parlamento?que sería un parlamento de una "república bananera" o de un "estado basura". Ya en el siglo XVII, John Locke afirmaba que cuando un ciudadano no tiene posibilidad de apelación o instancia a la que recurrir en caso de litigio, no existe sociedad civil sino estado de barbarie o de jungla.
Señor Garat, habrá que darle las gracias a usted por contribuir a convertir la Unión Europea en un estado de barbarie.

Rabat transmite a profesionales de la pesca su apoyo al
(actualiza con cifras sobre el peso de la pesca en el Sáhara)

Rabat, 12 oct (EFE).- Profesionales españoles y marroquíes del sector de pesca viajaron hoy a Rabat para insistir en los beneficios que el acuerdo pesquero entre la UE y Marruecos (que expira en febrero próximo) tiene para las dos partes, y encontraron una acogida favorable en el Gobierno marroquí.

El ministro de Agricultura y Pesca, Aziz Ajanuch, que recibió a una representación conjunta de las federaciones de pesca marroquíes y españolas, dijo a Efe que la reunión de hoy demuestra que los dos países necesitan este acuerdo para alcanzar una implicación e integración en todos los niveles.

Ajanuch recordó que España es el primer cliente de Marruecos en el ámbito pesquero y que existe una complementariedad entre los operadores españoles y marroquíes (de hecho, las principales asociaciones pesqueras de ambos países están reunidas en una "comisión mixta" desde enero de este año).

El actual acuerdo de pesca, que permite a 119 barcos europeos (mayormente españoles) faenar en aguas marroquíes, expira el próximo febrero y su renovación peligra por la presión de un importante grupo de eurodiputados que objetan el hecho de que estos barcos faenen en aguas del Sáhara Occidental, cuya soberanía está todavía en litigio.

El ministro insistió en que Marruecos busca en sus relaciones con la Unión Europea (UE) llegar a unos acuerdos, ya sean de pesca o agricultura, "en el que todos sean ganadores" y que favorezca el desarrollo, y en este sentido Marruecos quiere "una relación estable con la Unión Europea que tenga beneficios socio-económicos para las poblaciones concernidas".

Por su parte, Javier Garat, secretario general de la Confederación Española de Pesca (CEPESCA) explicó a Efe que el acuerdo de pesca se enfrenta a unas dificultades técnicas y políticas "que superan los intereses puramente económicos y pesqueros" y que "están causando daños a aquellos que dependen de esta actividad".

Garat añadió que su papel es de sensibilizar no únicamente a la Unión Europea sino también a los eurodiputados de la realidad de la asociación socio-económica entre Marruecos y Unión Europea.

En cifras, Garat afirmó que gracias al acuerdo Marruecos exporta a la UE unos 350.000 toneladas de pescado -de las que 100.000 van a España- con un valor de alrededor 700 millones de euros.

Garat añadió que el acuerdo genera muchos empleos tanto en Marruecos como en Europa, y más precisamente en el sur de España.

Los eurodiputados reticentes al acuerdo exigen al gobierno de Rabat pruebas de que el dinero entregado a Marruecos (36,1 millones de euros anuales) beneficia a la población saharaui.

Al respecto Ajanuch dijo hoy (sin citar al Sáhara Occidental, que para Marruecos son simplemente dos provincias más) que su gobierno invita a los eurodiputados que así lo deseen a realizar una visita "para visitar las instalaciones y las infraestructuras y que vean lo que se ha hecho".

Precisamente la agencia marroquí MAP publicó hoy algunos datos relativos a la pesca en la provincia de El Aaiún (mitad norte del Sáhara Occidental, sin incluir Dajla y la costa sur) para recordar que las inversiones pesqueras en la zona han supuesto 620 millones de dirhams (55,8 millones de euros) y la creación de 65.000 puestos de trabajo (17.500 directos). EFE

Fuente ABC

wshrw.org » Noticias

Archivo del blog